Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de Tripadvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

Barrio Getsemani

576 opiniones

Barrio Getsemani

576 opiniones
Obtén la experiencia completa y reserva un tour
Recomendado
Nuestros tours y actividades más populares
Tours y visitas turísticas
Explora nuestra colección más grande de experiencias
Traslados y transporte terrestre
Traslado sin estrés para tu llegada y salida
Recorridos en bici y a pie
Explora sobre la marcha sin perderte de nada
Actividades al aire libre
Explora todas las formas de disfrutar del mundo
•••
Explorar
Getsemaní + Street Art Tour - Cartagena
US$ 64,00 por adulto
Recorrido en tranvía por la ciudad de Cartagena
US$ 25,50 por adulto
Tour gastronómico BIKE & BITE
US$ 52,00 por adulto
Tour en grupo reducido al aviario desde Cartagena
US$ 67,00 por adulto
Bazurto Market Tour de medio día en Cartagena.
US$ 125,00 por adulto
Recorrido privado por la ciudad de Cartagena
US$ 125,00 por adulto
Popular: ¡reservado por 425 viajeros!
Pirate Tales Tour: a la conquista del tesoro de Cartagena
US$ 6,99 por adulto
Movie Bike Tour
US$ 25,00 por adulto
Ver más
Vista completa
Ubicación
Contacto
Cartagena Colombia
Explora la zona
Volcan del totumo + Galerazamba
Escapadas de un día

Volcan del totumo + Galerazamba

45 opiniones
Volcán del totumo y mar rosado fenómenos naturales en el caribe colombiano. El mar rosado se encuentra En el departamento de Bolívar se encuentra el corregimiento de Galerazamba, el cual forma parte del municipio de Santa Catalina. El lugar cuenta con una gran historia y sus salinas se roban todo el show, ya que le brindan a las aguas formando el mar rosado intenso, al ser un fenómeno natural tiene la tonalidad rosada dependiendo de la temporada.<br>El Volcán del totumo puedes disfrutar de una experiencia diferente, el cual es medicinal al mismo tiempo que divertido!
US$ 36,00 por adulto
576Opiniones7Preguntas y respuestas
Calificación de viajeros
  • 372
  • 171
  • 27
  • 4
  • 2
Tipo de viajero
Época del año
Idioma
  • Más
Filtros seleccionados
  • Filtrar
  • español
Juan David l escribió una opinión (sep. de 2020)
Pereira, Colombia92 aportes15 votos útiles
Este barrio es mucho más rumbero y prendido que otras zonas, sus pequeñas calles crean ese ambiente de fiesta y comida, tiene múltiples opciones para mochileros y personas que buscan buenos precios
Leer más
Fecha de la experiencia: enero de 2020
Útil
Compartir
Elizabeth Ramirez escribió una opinión (ago. de 2020)
Bogotá, Colombia7 aportes
Este barrio es muy caracteristico de cartagena. Encuentras de todo, desde restaurantes, plazas, comida, comida callejera, rumba.
Leer más
Fecha de la experiencia: diciembre de 2019
Útil
Compartir
Hernan G escribió una opinión (jun. de 2020)
Rosario, Argentina2 aportes
Hay que perderse x las callecitas del barrio Getsemani, es imperdible. Cada una tiene su atractivo, ir con tiempo
Leer más
Fecha de la experiencia: julio de 2019
Útil
Compartir
Viajerytica escribió una opinión (may. de 2020)
Costa Rica188 aportes28 votos útiles
El barrio Getsemaní presenta un desplante de arte en cada esquina, desde la comida local, los graffitis, la historia del barrio. Atrévete a perderte en sus hermosas calles, te sorprenderás de lo que puedes encontrar
Leer más
Fecha de la experiencia: febrero de 2020
Útil
Compartir
miguelito_dm escribió una opinión (abr. de 2020)
Córdoba, Argentina134 aportes69 votos útiles
Cómo saben hacer siempre antes de emprender algún viaje, mi Esposa y yo, comenzamos a buscar información sobre Cartagena de Indias, que era la ciudad a la cual teníamos previsto visitar en la segunda quincena de febrero’20. La búsqueda se centró principalmente en el casco histórico y en dos de sus barrios, Centro y San Diego. En la lista se hizo larga, había mucho por conocer. Por lo cual no extendimos la búsqueda a Getsemani, que es otro de los barrios, porque nos pareció que no tenía muchos lugares por conocer, salvo algunas actividades vinculadas a su vida nocturna. Durante una de nuestras recorrida, estábamos en el muelle “Los Pegasos” (con las impactantes esculturas de los caballos alados), contemplábamos el “Centro de convenciones” y nos propusimos conocer cómo era dicho centro del otro lado, por lo cual comenzamos a caminar hacia allá. Pero un llamativo mural, de generosas dimensiones y llamativos colores, que decía “Soy Getsemani ”, no hizo cambiar nuestra idea. Por lo cual reorientamos nuestros pasos. Y comenzamos a desandar la vereda del mural. Era tan escasa la información que teníamos de Getsemani, que nos dijimos, veamos con que no podemos encontrar, hacemos unas cuadras y si no hay algo interesante nos volvemos. El sol se hacía sentir con fuerza, como todos los días que estuvimos en Cartagena. No era una tarea fácil cruzar a la otra vereda (con sombra), porque el tráfico vehicular era continuo. Después de recorrer unos 200 metros ingresamos por una calle transversal, con escaso tráfico vehicular. A partir de ese momento comenzó la magia, que empezó a envolvernos de a poco. Era una calle angosta, con casas de apariencias humildes, pero con llamativos colores, con hermosas enredaderas, con flores de variados colores, que producían un deleite para nuestros ojos. Fotos y más fotos. Y por esas cosas del azar, esa calle era en donde está una de las pocas referencias que teníamos, la iglesia de la “Santísima Trinidad”. La calle por la cual circulábamos, terminaba en una transversal. Una llamativa casa esquina, enfrente de la iglesia, atrajo nuestras miradas. Los múltiples colores de las barandas del primer piso y murales en las paredes laterales de la planta baja, era todo una atracción. La iglesia estaba cerrada. Nos preguntamos, ¿por dónde continuar?, teníamos tres alternativas. Elegimos una, pero desistimos, porque terminaba en la muralla. Con la nueva decisión la magia continúo, ahora se sumaban los grafitis y algunos murales, realmente obras de arte callejera. Tuvimos la posibilidad de ver en acción a un grupo de personas que comenzaban a plasmar sobre una pared un trabajo de grandes dimensiones (días después, volvimos a pasar por el lugar y el trabajo estaba casi terminado, y realmente nos impactó la calidad de lo que habían logrado, sus colores, la casi perfecta definición de sus figuras. Ellos solo puede ser logrado por manos prodigiosas). Continuamos caminando, y encontramos, nuevos y bellos murales. A la distancia, algo capto nuestra atención, la calle doblaba a 90° y podíamos ver en la esquina, colgados desde una cierta altura, múltiples banderines con reproducciones de bandera de algunos países. Pensamos que lo mismo estado vinculado con un negocio del lugar. Pero nos equivocamos, porqué al doblar por la calle, ¡ohh! sorpresa, la misma estaba adornada con innumerables banderines, en lo que probablemente, deben haber estado representa las banderas de la mayoría de los países del mundo. Un festival para los ojos. Seguimos caminando y las sorpresas continuaban, calles alegremente adornadas con banderines de variados colores, diversos comercios ornamentados con hermosos murales y grafitis. Las imágenes que se nos iban presentando, nos continuaban llenando de asombro. Y cuando parecía que ya habíamos visto todo, nos enfrentamos a una calle, que la podríamos describir con “techo de paraguas de múltiples colores”. Estábamos extasiados ante tantas sorpresas. Pero en un momento, una parte de nuestros organismos, parecían decirnos, no se olviden de nosotros, eran nuestros estómagos. Es que no nos habíamos percatado de que eran casi las 14 horas, llevábamos más de tres horas caminando. Comenzamos la búsqueda en qué lugar almorzar, las propuestas culinarias eran muchas, pero esto parte de otro comentario. Nuestro entusiasmo por Getsemani fue tal, que regresamos dos veces más. No pecó por exagerado si digo que caminamos casi todas sus calles, disfrutando de las más variadas imágenes, que quedaron impresas en nuestras retinas y en nuestros celulares. En Getsemani, vivimos momentos realmente inolvidables. Que nos terminó cautivando y llenando de regocijo nuestros corazones. Somos creyentes, y pensamos que Dios nos guio, para que no buscáramos información sobre Getsemani, para que tuviésemos el inmenso regalo, de “descubrirlo”, conocerlo y disfrutar de su magia.
Leer más
Fecha de la experiencia: febrero de 2020
Útil
Compartir
Anterior
Preguntas frecuentes sobre Barrio Getsemani