Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de Tripadvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

Todo lo que necesitas saber sobre la piscina
en Hotel Casa Ambrosia

Piscina y playa (5)
Los precios más bajos para tu estadía
Check-in— / — / —
Check-out— / — / —
Huéspedes1 habitación, 2 adultos, 0 niños
Travelocity
Orbitz.com
Priceline
US$ 162
Ver oferta
Cancelación sin cargo hasta el 24/01/22
Booking.com
CheapTickets
Expedia.com
Ver las 8 ofertas
Los precios representan el precio promedio por noche proporcionado por nuestros socios y pueden no incluir todos los impuestos y cargos. Los impuestos y cargos que se muestran son solo aproximados. Consulta con nuestros socios para obtener más detalles.
Lo más destacado de las opiniones sobre la piscina
... al igual que algunos muebles en las habitaciones y en la piscina. A nuestra llegada las camareras estaban almorzando en...
... son muy reales, el hotel es muy bonito y agradable, la piscina es realmente pequeña para la cantidad de huéspedes en...
... disfrute del masaje. A lo largo del hotel tiene zonas de piscinas, espejos de agua y jacuzzis pero son demasiados pequeños y...
Servicios destacados de la piscina
Piscina al aire libre
Toallas para la piscina/playa

Opiniones que mencionan piscina

Escribir una opinión
Pablo G escribió una opinión (oct. de 2021)
4 aportes
Sitio paradisiaco, comida buena, Felipe un gran todero, de resto muy mal servicio. No hay protocolos de atención, las zonas húmedas están mal atendidas y mal mantenidas al igual que algunos muebles en las habitaciones y en la piscina. A nuestra llegada las camareras estaban almorzando en nuestra terraza, al día siguiente pedimos toallas para la piscina y fue todo un drama para que 90 minutos después lográramos tenerlas, pasando por tener toallas húmedas y mal olientes, toallas de cuerpo, camarera “soy nueva acá y no se nada” hasta que finalmente nos las entregaron. El personal está mal entrenado y no sé para que piden información sobre el motivo del viaje, no la usan para nada! No lo recomendaría en este momento.
Leer más
Leer menos
Fecha de la estadía: septiembre de 2021
Consejo sobre las habitaciones: Las suites junior son buenas en tamaño y dotación. El mantenimiento es precario
Calidad/precio
Servicio
Calidad del descanso
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de Tripadvisor, no de TripAdvisor LLC.
Útil
Compartir
Jennifer G escribió una opinión (jul. de 2021)
Cartagena, Colombia82 aportes26 votos útiles
Tenía muchas ganas de conocer este hotel pues muchos amigos me lo habían recomendado. Sin embargo, mi experiencia fue poco memorable y creo que vale la pena hacer una retroalimentación de lo vivido. Ambrosía vende un concepto de hotel boutique-spa que ha tomado fuerza en los últimos años y que con la situación actual de pandemia ha tomado aún más fuerza por la búsqueda de lugares tranquilos sin tanta gente. Por lo que me comentaron mis amigos que se quedaron en diferentes épocas el concepto no se ha cambiado, se ha mantenido, pero al creer que seguirá funcionando eternamente han perdido su esencia. Los hoteles boutique están creados para dar una experiencia única, que cuida al extremo los detalles, ese es su valor agregado.

INGRESO: Visitamos el hotel en un fin de semana de temporada baja y tomamos una de la junior suites que tienen un jardín interior y tina de hidromasajes. Previamente a mi esposo le habían ofrecido la opción de un early check-in por un valor adicional que debía ser cancelado por adelantado. Al llegar al hotel a la hora pactada, la habitación no estaba disponible y debimos esperar cerca de una hora mientras la arreglaron, al final nos devolvieron el valor pagado.

INSTALACIONES: las fotos son muy reales, el hotel es muy bonito y agradable, la piscina es realmente pequeña para la cantidad de huéspedes en época de pandemia. Tienen dos zonas de bronceo que por el clima no se pudieron disfrutar. Todo se ve muy limpio y cuidado.

HABITACIÓN; nos quedamos en la Suite Junior 1, para llegar a ella pasamos por en frente de las Suites 2 a 5, la privacidad claramente no es algo a lo que se le haya dado prioridad, hay screens que permiten perfectamente ver al interior de las habitaciones, si uno lo desea puede usar los black out, pero esto oscurece totalmente la habitación, así que los huéspedes no parecen usarlas. La llave de la habitación no servía. Quedaron de cambiarla pero nunca se hizo, al final el que quisiera tenía acceso a nuestra habitación.
Al ingresar notamos que varias de las luces de la habitación no funcionaban, se informó a la recepción y enviaron a alguien de mantenimiento mientras fuimos a la piscina y luego se nos informó que los bombillos estaban fundidos y que debían ir al pueblo cercano a conseguirlos por lo que el arreglo debía esperar hasta horas de la tarde. Después de almorzar quisimos tomar un café pues vimos que había café de cortesía pero no encontramos una cafetera, llamamos nuevamente y llegaron con la cafetera la cual debió ser conectada en el piso porque el cable no alcanzaba desde el sitio donde se suponía debía estar (encima del mini refrigerador) hasta la toma eléctrica.
Hay la posibilidad de tener hamacas en el jardín interior, pero tienes que colgarlas y asegurarlas a tu riesgo, pues se deben atar a dos cuerdas y si tu experiencia haciendo nudos que soporten tu peso no es muy buena, mejor no te arriesgues. También me llamo la atención que el jardín parecía no haber sido “barrido” en varios días, demasiadas hojas secas en el piso que le daban un aspecto descuidado.
En la noche quisimos ver algo de televisión antes de dormir, no encontramos ningún control, llamamos a recepción pero nunca nadie contestó.
Como cosas buenas, el diseño de la habitación no estaba mal, el baño muy limpio y organizado, productos de L’occitane, un secador de excelente calidad (casi nunca se encuentran) y productos de exfoliación para la tina.
ALIMENTACIÓN: aquí la relación precio-servició se ve afectada, precios súper altos, porciones pequeñas pero se resalta la buena presentación y el sabor. Los días sábados ofrecen una cena “especial” que por lo que me contaron, no ha cambiado en años. Dos menús, uno de cinco pasos y un raclette que debimos elegir desde horas de la tarde. No vi opciones vegetarianas. Personalmente no como carne de Res, por lo que me incline por la cena de cinco pasos. Se supone que el plus de la “cena especial “ es la música en vivo (realmente un Dj colocando música desde un computador). Solemos comer bastante temprano en la noche pues sufro de reflujo, por lo que llegamos muy a las 7:00 pm que era la hora que nos informaron empezaba la cena, al llegar todavía estaban terminando de organizar, sin embargo ya había varios de los huéspedes esperando. Decidimos pedir un cóctel, luego mencionaré algo al respecto, el cual realmente era más un granizado de fruta. Esta cena costó 95.000 pesos (en la habitación está listada en 90.000). La cantidad de proteína en la de 5 pasos era adecuada, pero pase del 3er paso al 5, sin recibir el plato principal que constaba de costillas de cerdo y se suponía era el plato principal. Nadie lo noto y tuve que solicitarlo, así que fue llevado a las 10 de la noche. El plato de mi esposo fue aún menos memorable, “tiras” de proteína entre cerdo, Res y pollo. Eso si mucho queso suizo con tomate. Afortunadamente para el, mi cuarto plato fue para el. Lo otro si ofreces vino… hay que servirlo a la temperatura adecuada. El vino rosado no está hecho para servirse a 24 grado (temperatura ambiente de Villeta). El desayuno del día siguiente (incluido en el valor de la habitación) fue bastante razonable, jugo natural, café y un servicio a la habitación bastante rápido.
SERVICIO: aquí es donde tal vez más han perdido su esencia, no se si el personal es muy nuevo o les falta entrenamiento, nadie parece saber que hacer, si tú quieres pedir algo debes ir y buscar a alguien que va y le pregunta a alguien más. El menú de cócteles no está en la pagina de internet que disponen y los precios de los productos del minibar no se encuentran publicados en ningún sitio.
SPA: está si fue la parte memorable, el personal del spa fue increíblemente amable. A pesar que ya teníamos planeado tomar un masaje, se acercaron a nosotros mientras estábamos en la piscina a ofrecernos su portafolio de servicios. El proceso de reserva fue extremadamente fácil y el masaje que recibimos ha sido uno de los mejores que he tenido la oportunidad de disfrutar. Andrea y su compañera fueron muy profesionales y el lugar ambientado únicamente por el sonido de las aves hicieron de esta experiencia algo maravilloso.
WI-FI: en estos momentos que la conectividad es vital, el servicio fue muy regular. Señal inconstante y baja velocidad. Y a esto se le suma que la señal celular no es buena, así que si necesitas alta velocidad, paila!
BIOSEGURIDAD. Me dio entre risa y lástima ver las cabinas de desinfección para el carro (ya fuera de uso) y personal (esa si la siguen usando), pues esta es una herramienta que solo busco estafar a las personas que “creyeron” en ellas sin tener un sustento científico (y lógico). Tienen múltiples dispensadores de alcohol glicerinado y entregan al ingreso un kit para uso personal de alcohol y glicerinado. Los empleados muy juiciosos con su tapabocas y las mesas tienen las distancias adecuadas. Desafortunadamente, sus administradores son el lunar en esta situación. Durante la cena dos señoras, una al parecer la administradora y otra ya mayor, usaron el tapaboca de “mentonera”, el problema, pasaron de mesa en mesa preguntando si todo estaba bien e incluso llevando algunas bebidas y alimentos. Hay que dar ejemplo!

En resumen, tienen mucho potencial, y muy seguramente en sus principios se esmeraron en la atención y en cumplir las expectativas de las personas, lograron un buen nombre y ahora se confiaron en un modelo que dejaron agotar. Ojalá vean estas oportunidades de mejora como una opción para retomar su esencia y prestar un servicio memorable.
Leer más
Leer menos
Fecha de la estadía: julio de 2021Tipo de viaje: Viajó en pareja
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de Tripadvisor, no de TripAdvisor LLC.
1 voto útil
Útil
Compartir
Camila R escribió una opinión (mar. de 2021)
2 aportes3 votos útiles
Es un lugar demasiado caro para el servicio que ofrecen y las instalaciones e infraestructura que tienen.

Primero esta el mini parqueadero que tienen, todos los huéspedes que van en carros de lujo ( grandes camionetas, carros de alta gama ) apeñuscados como sardinas, haciendo que si alguien deseaba sacar el carro debían mover varios carros para poder salir del lugar.

Luego esta el servicio al cliente del hotel, en nuestro caso fuimos no a descansar sino a trabajar ya que reservamos una habitación con el fin de realizar fotos para una clienta que es yogui y que requerirá fotos para sus redes y para su blog de estilo de vida.

La administración estaba al tanto de esto desde el momento de la reserva pero a eso de las 3 pm nos negaron la posibilidad de continuar con la producción atribuyendo que estábamos importunando a los demás huéspedes, cuando todo el mundo estaba en estado de estupor en la zona del restaurante ya que por la mala construcción del hotel se escuchaba a una pareja teniendo sexo ya que gritaban demasiado, adicionalmente el servicio de cocina fue demasiado lento, las porciones por decir no menos era diminutas y con puntos de cocción errados y sosos.

Aparte del concierto sexual que amenizo el almuerzo de todo el hotel y de la comida sobre cocida y sosa uno debe aguantar a perros de propiedad del hotel velando la comida a todo el mundo, pidiéndole a uno que les de de comer.

Seguimos con mas inconvenientes, la comunicación entre los glampings, las áreas comunes y las habitaciones tipo hotel, son Senderos Ecológicos, uno pensaría que son diseñados e intervenidos por el hombre con el fin se crear una interacción entre el ecosistema del lugar y el confort de sentirse en un lugar cuyo hospedaje promedio es de mas de 1 millón de pesos el fin de semana en pareja, pero la realidad esta muy lejos de este pensamiento, lo cierto es que son senderos que están maltrechos por el clima, el paso inclemente de las personas a diarios y sin un mantenimiento por parte de la administración del lugar, es tanto el desdén por este tipo de espacios que a medida que uno camina por estos senderos se topa con fauna y flora del lugar así como bolas de navidad maltrechas por el paso del tiempo, siendo esto una amenaza para los huéspedes y el personal del lugar. Ademas son senderos si iluminación alguna, y se que hay servicio a la habitación y los huéspedes no necesitan salir en la noche pero los empleados si deben caminar en estos senderos peligrosos y podrían sufrir un accidente grave y aparatoso.

El llamado sea es una mini área que carece de privacidad ya que te hacen el masaje en una plataforma que tiene vista al valle del rio Villeta y también desde arriba todas las personas que pasan desde lo huéspedes, personal de servicio y administración del hotel y encargados de mantenimiento te ven recibiendo el masaje, lo cual no solo es incomodo sino tb impide que uno se relaje y disfrute del masaje.

A lo largo del hotel tiene zonas de piscinas, espejos de agua y jacuzzis pero son demasiados pequeños y en tiempos de covid no vi ninguna medida de bio seguridad para estas zonas.

Y por ultimo la dueña del hotel, una señora altanera grosera, que no deja mediar palabra, que va soltando improperios a diestra y siniestra sin importarle nada mas que cobrar por todo.
Leer más
Leer menos
Fecha de la estadía: marzo de 2021Tipo de viaje: Viajó con amigos
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de Tripadvisor, no de TripAdvisor LLC.
2 votos útiles
Útil
Compartir
Rowena F escribió una opinión (sep. de 2019)
34 aportes16 votos útiles
Teníamos mucho tiempo con ganas de visitar el hotel y la verdad salimos gratamente complacidos. Las instalaciones hermosas, el paisaje maravilloso, la vista inmejorable, muy buen mantenimiento, arquitectura moderna, habitaciones cómodas y con todo lo q necesitas. Nos alojamos en la suite junior y tiene un patiecito privado con hamacas, tina y una mesita para desayunar. El baño amplio (no nos gustó q las puertas fuesen transparentes pero eso ya es parte del diseño, sugeririamos sustituir las franjas por un diseño opaco q no permita ver desde la habitación hacia el interior). Buena atención a los detalles q marcan la diferencia, los productos para el baño son L'occitane lo cual eleva el nivel. Las áreas húmedas lindas, la vista desde la piscina inmejorable, el spa y jacuzzi divinos y la atención del personal excelente. La dueña Georgina siempre se ve por el lugar atenta de q todo marche bien e interactuando con los huéspedes. La comida es buena, nada espectacular, faltan más opciones para snacks (hamburguesas, pizza, deditos de queso) pero en general todo lo q pedimos estaba rico, el desayuno incluído muy sabroso. Un excelente detalle NO ACEPTAN NIÑOS así q es un lugar perfecto para una escapada de parejas. En fin, nuestra experiencia fue maravillosa, sin duda volveremos, la relación costo/beneficio es buena, vale cada peso. Totalmente recomendado para desconectarse y relajarse. Shakira y Rihanna son un top 😍 super educadas y queridas
Leer más
Leer menos
Fecha de la estadía: septiembre de 2019Tipo de viaje: Viajó en pareja
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de Tripadvisor, no de TripAdvisor LLC.
Útil
Compartir
amartinezlago escribió una opinión (sep. de 2019)
Bogotá, Colombia10 aportes
+1
Es la segunda vez que decido hospedarme en Casa Ambrosía. Debo decir que amo el hotel, el diseño, las instalaciones, el ambiente y la desconexión que un lugar así te permite. Es por eso que decidí volver.

Sin embargo, esta segunda impresión no fue la mejor. El hotel sigue estando increíble y me sigue encantando, pero errores en la administración me hicieron sentir incómoda e inconforme en más de una ocasión.

1. La señora Georgina no tiene reparos en regañar al personal delante de cualquier huésped. En más de una ocasión vi como los regañaba sin importar que los estuviera dejando en ridículo delante de muchas personas.

2. Teniendo en cuenta que pagamos casi $800mil pesos por una noche, me resultó absurdo escuchar que la señora Georgina nos dijera que el calentador de la piscina estaba apagado porque la cuenta llegaba muy cara, pero que si nos parecía que el agua estaba muy fría, ella prendía el calentador solo por un ratico.

3. Cuando nos íbamos a bañar en la mañana nos dimos cuenta de que el agua salía fría. Habiendo escuchado el día anterior el comentario del calentador de la piscina se nos ocurrió que seguro habrían apagado el calentador de la habitación “para ahorrar”. Llamé a recepción a preguntar si era así y efectivamente el calentador funcionó de repente.

4. Desde antes de mi llegada, cuando reservé y me enviaron fotos de la que sería mi habitación, comenté que por las fotos veía que la terraza no era del todo privada y que yo quería total privacidad, me aseguraron que la terraza si era privada, pero que en las fotos no se veía bien. Cuando llegamos, notamos que efectivamente la terraza no era privada y, de hecho, quedaba justo al lado del cuarto donde guardan todos los implementos de aseo, así que por ahí pasaban los empleados y huéspedes día y noche. Inclusa una perrita se metió en la habitación en más de una oportunidad.

En general, creo que un hotel que cobra la estadía a un valor considerable y que goza de instalaciones tan lindas, tiene TODO el potencial para ser excelente y brindar una experiencia muchísimo mejor. Es muy triste que una mala administración empañe la imagen de un lugar tan lindo.

Seguramente volveré a hospedarme ahí, pero quería dejar mi comentario para, ojalá, encontrar una mejor administración en mi próxima visita.
Leer más
Leer menos
Fecha de la estadía: septiembre de 2019Tipo de viaje: Viajó en pareja
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de Tripadvisor, no de TripAdvisor LLC.
Útil
Compartir
Anterior