Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de Tripadvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Guardar
Parque Natural Corales del Rosario, Isla Barú 130001 Colombia
Enviarle un correo al hotel
Los precios más bajos para tu estadía
Asegura el precio más bajo en estos sitios
Booking.comUS$ 171
Hotels.comUS$ 171
TravelocityUS$ 171
Orbitz.comUS$ 171
CheapTicketsUS$ 171
TripadvisorUS$ 171
Los precios representan el precio promedio por noche proporcionado por nuestros socios y pueden no incluir todos los impuestos y cargos. Los impuestos y cargos que se muestran son solo aproximados. Consulta con nuestros socios para obtener más detalles.
Viajero (290)
Piscina y playa (95)
Vídeos (4)

Información

N.º 5 de 8 hoteles en Isla Barú
Ubicación
Limpieza
Servicio
Calidad/precio
Barú Playa Eco Beach Resort, un nuevo concepto de hotel eco turístico en playa en el Parque Nacional Corales del Rosario, Barú. Estamos ubicados a 60 minutos en lancha o 90 minutos en carro desde Cartagena. El hotel descansa sobre 250 metros de playa privada de arena blanca y mar cristalino (casi todo el año), rodeados de manglares un entorno natural; libre de multitudes y vendedores. Contamos con dos casas principales, una casa de 4 King Suites, otra de 4 Superior Rooms y una cabaña Junior Suite. Nueve habitaciones rusticas, modernas, confortables y llenas de magia, a tan solo 20 pasos de la playa. Todas nuestras habitaciones cuentan con baño privado, aire acondicionado, ventilador, WiFi, armario, DirectTv, minibar, caja fuerte, amenities, aseo diario y estación de café colombiano. . .
Leer más
Servicios del establecimiento
Internet gratuito
Toallas para la piscina/playa
Desayuno gratis
Playa
Navegación
Transporte al aeropuerto
Masaje en pareja
Sala de estar o con TV compartida
Wifi
Bar/Salón
Restaurante
Desayuno disponible
Bebida de bienvenida de cortesía
Comidas para niños
Comedor al aire libre
Menús para dietas especiales
Vino/Champagne
Buceo
Esnórquel
Pesca
Tours a pie
Juegos de mesa/Rompecabezas
Servicio de traslado en autobús
Masaje de pies
Masaje de cuerpo completo
Masaje de manos
Masaje de cabeza
Masaje
Masaje de cuello
Reposeras/Sillas playeras
Terraza solárium
Sombrillas
Recepción disponible las 24 horas
Servicio de lavandería
Mostrar más
Características de la habitación
Aire acondicionado
Playa privada
Servicio de limpieza
Caja fuerte
Minibar
TV por cable/satélite
Bañera/Ducha
Productos de tocador de cortesía
Sala de estar
Guardarropa/Ropero
Botellas de agua
Estante para la ropa
Caja de seguridad para computadora portátil
Baños privados
Mostrar más
Tipos de habitación
Vista al mar
Suite nupcial
Habitaciones para no fumadores
Suites
Es bueno saberlo
CATEGORÍA DEL HOTEL
Idiomas que habla
Español, Inglés
146Opiniones13Preguntas y respuestas12Consejos sobre habitaciones
Calificación de viajeros
  • 78
  • 37
  • 14
  • 5
  • 12
Época del año
Tipo de viajero
Idioma
  • Más
Filtros seleccionados
  • Filtrar
  • español
Con mi Esposa y yo teníamos definido que en la segunda quincena de febrero`20 íbamos a viajar a Cartagena de Indias, para cumplir un anhelado sueño varias veces postergado. La estadía iba ser de siete días, por lo cual teníamos posibilidades de conocer la ciudad lo máximo posible. A diferencia de otros viajes optamos por no contratar excursiones de manera anticipada, lo íbamos a hacer cuando estuviéramos allá. Ya en Cartagena comenzamos a realizar distintas actividades y extensas caminatas. En una ocasión nos llegamos hasta Bocagrande para conocer las playas, las cuales no fueron de nuestro agrado. Teníamos referencias de algunas Islas cercanas y diariamente nos tropezábamos con vendedores ambulantes, que ofrecían las más diversas excursiones a diferentes islas. Lamentablemente somos de un País que las ventas callejeras generan desconfianza. Nos pusimos a tratar de encontrar alguna agencia de viaje (como se estila en Córdoba donde vivimos), las que pudimos ver estaban por lo general ubicadas en la entrada de algún domicilio, en un reducto muy pequeño, lo cual acrecentaba nuestras dudas. En el hotel donde estuvimos, nos ofrecieron una excursión, la cual nos pareció bastante Interesante. También recurrimos a la agencia que nos hizo el traslado aeropuerto-hotel-aeropuerto. Con los dos presupuestos, optamos por esta última. La cual era un pasadía, en un hotel de Barú, con traslado y almuerzo incluido si la presencia de vendedores ambulantes y con todos los servicios de playa incluidos. El traslado era mixto, es decir parte era terrestre y el resto era en lancha. el pasadía iba a ser en el hotel “Barú playa eco beach resort”. El día acordado y puntualmente no pasaron a buscar por el hotel. Luego de recoger otros pasajeros, comenzamos el recorrido hacia el destino elegido. Todo el tramo terrestre, tanto a la ida como el regreso, tuvo un plus extra, que fue el de poder conocer a otros sectores de Cartagena que no son turísticos. Diversos tipos de industrias, una gran refinería y barrios periféricos. Ya en Barú, llegamos hasta un sector de estacionamiento, situado a la vera del camino. Tras caminar una corta distancia, nos encontramos con un pequeño muelle, donde había una lancha que no estaba esperando. Luego de las presentaciones de rigor, subimos a la lancha, nos colocamos los chalecos salvavidas y comenzó la navegación. Cuando salimos de Cartagena estaba nublado, en ese sector la nubosidad prácticamente se había disipado, todo indicaba que íbamos a tener un hermoso día. Tras realizar un hermoso recorrido por esas aguas turquesa y disfrutando de las caricias de la brisa marina, en nuestros rostros, arribamos al muelle del hotel. Durante el recorrido un plus extra, que fue pasar por un canal de manglares. Luego de descender de la lancha nos dio la bienvenida, Luz una representante del hotel, que nos explicó todo lo referente a nuestra estadía en el lugar. La disponibilidad de los servicios de playa, reposeras, toallas, baño, almuerzo, bebidas, etc, todo ello acompañado de una refrescante copa de una preparación frutal. Por último nos dijo que a las 15 horas iba ser el regreso hacia Cartagena. A las sombras de árboles de características peculiares, estaban ubicadas nuestras reposeras (también llamadas tumbonas). Una vez protegidos contra las incidencias del sol, nos dispusimos a relajarnos en la reposera. Todo era tranquilidad y paz, hasta el mar con sus aguas transparentes y destellos de color turquesa, parecían unirse a ese maravilloso momento. No eran muchas las personas que había, todo se conjugaba, para que el disfrute sea fuera mayor. Nuestros cuerpos, por el calor reinante pedían ser refrescados, por lo cual nos fuimos introduciendo lentamente en el agua. Luego disfrutar un buen rato de la cálida agua del mar, nos dispusimos a recorrer la playa, la cual no es muy ancha. Mientras caminábamos, pudimos ver la fachada del hotel, a través de la vegetación característica del lugar. Dentro del mar, colgaban desde un postes de madera, tres hamacas, de tipo paraguayas (con ese nombre la conocemos en nuestro País). Ya de regreso, mi Esposa no pudo sustraerse a subir a una de ellas. Me decía que la sensación era hermosa, el movimiento de la hamaca, del agua y la brisa que corría, hacía que el momento fuera muy agradable. Nuevamente nos metimos en el agua, queríamos aprovechar al máximo la oportunidad que teníamos, de disfrutar del agua cálida y transparente. Después de un rato salimos y nuevamente caminamos por la playa en sentido contrario. Luego de transponer el muelle, otro pequeño atractivo, que podríamos decir que es infantil, “columpios sobre el agua. Se dice que todos tenemos un niño en nuestro interior, en ese momento, afloraron en nosotros y entre risas y recuerdos de un tiempo que se fue, los dos nos hamacamos un instante. Retornamos nuevamente a las reposeras. Mientras conversábamos de lo hermoso del lugar, los dejamos de hablar y lentamente me fui relajando y lentamente me fui sumiendo en un letargo, que muy brevemente, era interrumpido por el canto de algún pájaro o la voz de algún niño. No tengo idea cuánto tiempo había pasado, cuando una voz no hizo volver a la realidad. Era un mesero, que tras disculparse por sacarnos de nuestro relax, nos traía la carta, para que eligiéramos que deseábamos para almorzar. No recuerdo de los nombres de los platos, pero mi Esposa pidió pescado y yo una preparación envase pollo, y para beber limonada. Nos dijo en cuanto tiempo aproximadamente estaría el almuerzo, por lo cual continuamos en la reposera. Ambos tuvimos la misma sensación, era como si el tiempo pasara más lentamente. La tecnología que está presente en todos lados, nos permitió que en tiempo real, enviáramos imágenes de lo que estaban de lo que estábamos viviendo en “Barú playa eco beach resort”, a nuestros hijos. Uno de ellos, fue muy elocuente, “¡un espectáculo!, para de sufrir”, lo cual nos hizo reír. Próximos a las reposeras, había dispuestas mesas y sillones, no ubicamos y nos trajeron nuestro almuerzo y las limonadas. Mientras degustábamos nuestros platos, observe dos cosas, una que persona alojada en el hotel, también almorzaban en el lugar, y la otra, pendiente de la parte superior de los árboles, un tendido eléctrico con lámpara. Lo cual me llevo a sacar la conclusión de que hay también era un lugar para cenar. Me imaginé en esos momentos, cuando la luz se lo sol se va atenuando, teniendo como música de fondo el movimiento del mar y dispuestos a disfrutar de exquisitos platos preparados por el chef, el disfrute debe ser pleno. El almuerzo estuvo muy rico. Iniciamos una nueva una nueva caminata, para luego volvemos a las reposeras. Después de un tiempo razonable, nuevamente al agua. El tiempo puede parecer que pasa lentamente, pero el alistamiento de la lancha, nos indicaba que la hora del inicio de regreso estaba próximo. Luz, no despidió, no agradecido por haberlos elegido y con el deseo de un buen regreso, emprendimos el mismo. Aproximadamente a las17:30, el transporte me deja en la puerta del hotel. Hoy desde mi hogar en busca de una conclusión final de nuestro paso por “Barú playa eco beach resort”, considero que no es necesario estar varios días para evaluar lo que un lugar nos puede brindar, es un remanso de tranquilidad y paz, rodeado de un hermoso entorno natural, ideal para todos aquellos que buscan estar en un lugar donde el relax puede llegar a alcanzar su máxima expresión y probablemente puedan sentir, la muy agradable sensación de que el tiempo transcurre más lentamente.
Leer más
La verdad fue un lugar hermosa para visitar todo es caro porque viven del turista ya que no existe más nada que no sea esa isla y es de entender muy bxuena atención se los recomiendo hicimos buseo fue lo más hermoso que hice y sobre todo la moto de agua no debes dejar de hacerlo son buenos tienes un spa hermoso y super bueno
Leer más
Es una playa en la que se debe tener mucha precaución, porque todo se cobra y no es barato, la arena llena de piedras, no recomendable. El agua está sucia y no permite que los niños se diviertan tranquilos.
Leer más
Respuesta de Maria L, Director of Sales de Baru Playa Eco Beach Resort
Respondida el 15 de mar. de 2020
Definitivamente no es Baru Playa Eco Beach Resort el lugar al que fuiste. Somo playa privada, no cobramos ni la asoleadora, ni la toalla, ni el kayak, ni el cóctel de bienvenida, ni la fruta de cortesía. Te recomiendo revisar bien la pagina en la que estas comentando porque confundes a nuestros futuros Pasadia-Daytour y Huéspedes. Gracias,
Leer más
El hotel y la organización son impecables. desde el conductor que nos recogió en cartagena, como Luz la encargada de las cuentas, el administrador Aurelio, los chicos que nos atendieron 24/7 Joser, Luisfer y Jeancarlos, el personal de limpieza y sobretodo el personal de la cocina. Muchas gracias y espero volver pronto, mis padres tambien estuvieron muy contentos y muy comodos. Lo recomendaré mucho
Leer más
Si quieren estar tranquilos y cero vendedores , Barú playa definitivamente es la mejor opción . Una playa hermosa y un servicio excepcional . Es increíble La Paz que se respira en este sitio y la privacidad que ofrece .
Leer más
Anterior
RANGO DE PRECIOS
US$ 158 - US$ 187 (Basado en tarifas promedio para una habitación estándar)
UBICACIÓN
ColombiaDepartamento de BolívarDistrito de CartagenaIsla Barú
CANTIDAD DE HABITACIONES
9
Los pagos que hacen los socios tienen un impacto en el orden de los precios que se muestran y, para las órdenes de clasificaciones destacadas o patrocinadas, los pagos de los socios también pueden influir en el orden de los alojamientos detallados.
¿Este es su perfil de Tripadvisor?

¿Es el propietario o administrador de este establecimiento? Solicite su perfil gratis para responder las opiniones, actualizar su perfil y mucho más.

Solicitar su perfil
Preguntas frecuentes sobre Baru Playa Eco Beach Resort
¿Qué atracciones populares están cerca de Baru Playa Eco Beach Resort?
Algunas atracciones cercanas son Isla Grande (6,4 km) y Playa Dulce (6,6 km).
¿Cuáles son algunos de los servicios del establecimiento en Baru Playa Eco Beach Resort?
Algunos de los servicios ofrecidos más populares son desayuno incluido, restaurante y bar/salón.
¿Qué servicios de habitación están disponibles en Baru Playa Eco Beach Resort?
Algunos de los servicios de habitaciones más populares son minibar, aire acondicionado y sala de estar.
¿Qué opciones de comidas y bebidas están disponibles en Baru Playa Eco Beach Resort?
Los huéspedes pueden disfrutar de desayuno incluido, restaurante y bar/salón durante su estadía.
¿Qué restaurantes hay cerca de Baru Playa Eco Beach Resort?
Algunos restaurantes bien ubicados son Bendita Beach, Hugo y Sol & Papaya.
¿Baru Playa Eco Beach Resort tiene transporte al/desde el aeropuerto?
Sí, Baru Playa Eco Beach Resort ofrece transporte del/al aeropuerto para los huéspedes. Te recomendamos llamar con anticipación para confirmar detalles.
¿Qué idiomas habla el personal de Baru Playa Eco Beach Resort?
El personal habla varios idiomas, incluidos inglés y español.
¿Baru Playa Eco Beach Resort tiene alguna vista hermosa?
Sí, los huéspedes con frecuencia disfrutan de vista al mar, que se ofrece aquí.