Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Parque Nacional Tayrona Colombia
Check-in— / — / —
Check-out— / — / —
Huéspedes1 habitación, 2 adultos, 0 niños
No hay opciones de reservación entre nuestros socios para este alojamiento,
pero hay opciones similares disponibles. Consulta la disponibilidad del alojamiento.
Ver establecimientos disponibles
Viajero (236)
Habitación y suite (69)
Piscina y playa (31)
Certificado de Excelencia

Información

Ubicación
Limpieza
Servicio
Calidad/precio
Certificado de Excelencia
Es bueno saberlo
ESTILO DEL HOTEL
Gran vista
Servicios del establecimiento
Estacionamiento gratis
Internet gratuito
Bar/Salón
Restaurante
Playa
Características de la habitación
Vista al mar
TV pantalla plana
226Opiniones26Preguntas y respuestas14Consejos sobre habitaciones
Calificación de viajeros
  • 104
  • 69
  • 32
  • 11
  • 10
Época del año
Tipo de viajero
Idioma
  • Más idiomas
Filtros seleccionados
  • Filtrar
  • español
Si usted no es de los que disfrute acampar, esta es una buena opción para conocer el mejor sitio turístico de Colombia. La conexión con la naturaleza es indescriptible, el descanso es total y la comida del hotel es increíble; no se vaya sin disfrutar la jaiba gratinada. Los empleados del hotel son muy amables, siempre dispuestos a atendernos y solucionar nuestras preguntas. Un mención especial a Amadeus, por sus consejos y excelente servicio. Tenga en cuenta lo siguiente antes de quedarse en el hotel: 1. Es un eco hotel, va a estar en contacto total con la naturaleza y por ende es posible que se encuentre con amplia fauna local, eso incluye cerca de las habitaciones, la mayoría inofensivas. 2. La vista desde todas las habitaciones es increíble, y vale la pena hacer el esfuerzo de madrugar (levantarse antes de las 6 a.m.) para ver un amanecer de película. 3. Las habitaciones están numeradas de la 1 a la 14; la 1 es la más cercana a la recepción y la 14 es la más lejana. Si subir escaleras no es su fuerte, solicite una de las primeras habitaciones. 4. Aunque el hotel tiene wifi, la conexión no es buena; lo cual le permite una desconexión total. 5. Tiene opción de playas cercanas para disfrutar: la piscina y cañaveral (en la primera opción se puede nadar: esta playa incluye toallas y tiene servicio del hotel, y en la otra se puede caminar hasta un mirador), pero también vale la pena la caminada hasta Cabo San Juan. El parque esta bien señalizado, por lo cual no es necesario pagar guía para hacer el recorrido. La posibilidad de perderse es mínima mientras se siga el recorrido señalado. 6. Si caminar no es su fuerte puede hacer los recorridos a caballo, pero caminar, aunque es más exigente y demorado, le permitirá ver una variedad de aves, monos y guatines, que hace que valga la pena, vaya con calma, calzado cómodo y disfrute del paisaje. Por favor no intenté tocar los animales, pueden pasar muy cerca (como los guatines) y se pueden asustar. 7. Un consejo adicional es que lleven repelente, venden muchos que son amigables con el medio ambiente y haga los refuerzos correspondientes, incluyendo antes de irse a dormir. 8. Se puede contactar transporte desde el aeropuerto hasta el hotel, y este lo deja en la recepción del hotel. 9. Es una reserva natural y el ingreso de todo al parques por caballo o caminando, lo cual explica que los precios de los alimentos sea más elevados que a las afueras del parque o que en Santa Marta. Quede más que enamorada de este lugar y definitivamente espero regresar. Muchas gracias por todo.
Leer más
Hemos viajado mucho y este sitio realmente nos pareció de los mejores. Es ecológico, rústico y hay que estar preparado para ello. Los encohabs tienen una vista maravillosa. Solo sentase a observar el mar es todo un programa. El servicio es excelente. Desde la recepción con Orlando y Amadeus, La comida deliciosa, el servicio impecable. Lídia y Sandy pendientes en todo momento, Pasamos donde Liliana en la enfermería porque me lastime un dedo y la mejor. El spa es maravilloso, Mary y Sandra excelentes, Caminar en las playas es totalmente relajante. Un sitio donde volveríamos una y otra vez.
Leer más
Desde enero de este año teníamos reservado 2 noches en los Ecohabs para los 4. Llegamos con mucha ilusión al sitio y resultaba que no tenían la reserva para nosotros. Nos tocaba ir a unas cabañas en otro sitio que solamente se puede llegar a caballo. Ese sitio también pertenece al Hotel Ecohabs. Cómo ya no tenían otra posibilidad libre teníamos que irnos con las maletas una hora en caballo hasta el otro sitio. Era una casa de madera para los 4, pero no en alto cómo esperábamos. Al final no hay otro remedio que aceptar la situación aunque ha sido decepcionante. El restaurante de ese sitio no estaba bien organizado, ni tenían sitio para nosotros. Nos tocaba esperar un buen rato. La comida cara en comparación con el resto de precios en Colombia. El día siguiente visitamos las playas de Tayrona. Son bonitas, en algunos no es recomendable el baño, pero también hay bastante gente. Por la tarde regresamos al hotel y nos comunicaban que nos permiten un cambio a los Ecohabs por la tarde porque al día siguiente nos querían recoger a las 5 de la mañana para seguir nuestro viaje. Desde nuestro sitio solamente podríamos volver en caballo hasta los Ecohabs y no queríamos hacer ese camino a las 4 de la mañana. Así que quedamos a las 18 h de la tarde para cambiar de hotel. Desgraciadamente no venía nadie con los caballos hasta las 19.15 h, ya se había hecho de noche y nos tocaba volver en caballo por la noche una hora y media casi hasta los Ecohabs. Una aventura sin dudas, pero también era bastante peligroso. Menos mal que salió todo sin incidencias. La noche en los Ecohabs era corta. Llegamos los últimos para cenar y no podíamos disfrutar tampoco del desayuno. En total no hemos disfrutado en ese sitio porque nos veíamos enfrentados a una des-organización. El precio para ese hotel es muy alto para lo que es en realidad. Hemos tenido mala suerte desde el primer momento. Desgraciadamente no nos ha quedado ninguna buena impresión de ese sitio que esperábamos con tanta ilusión.
Leer más
Asistimos a un viaje en familia durante 5 días a los Ecohabs del parque Tayrona. Las cabañas están situadas muy cerca del cerro y la playa de Cañaveral, con su característico mar de fuerte oleaje; hay que estar dispuesto a acostumbrarse al rugido del mar de esta zona, especialmente en los ecohabs más ceracnos a la playa. Basta con visitar la playa de Cañaveral a cualquier hora para sentirse abrumado por la cantidad de energía que descarga cada segundo en la playa. El sitio es muy hermoso y con acceso fácil hacia varios ecosistemas del parque. Hay una gran variedad de flora y fauna y hace falta tiempo para llegar a conocerla: cucaracheros, tángaras, tucanes, águilas, halcones, loros, serpientes, monos, serpientes, chuchos, inmensos árboles de caracolí, totumos, higuerones, cangrejos de mar y de río fueron algunos de los que pudimos ver. El servicio en el hotel es muy cálido y amable. La comida también es muy rica y deberían aprovechar mejor la variedad de las frutas de la región. Los desplazamientos desde las cabañas hacia el restaurante o hacia la playa pueden resutar difíciles para personas con alguna dificultad para caminar, así que es bueno preguntarlo en el momento de hacer la reserva. Los ecohabs son bastante prácticos y hay que estar dispuestos a soportar algunos insectos, los verdaderos dueños del parque; en general, al parque Tayrona es casi imprescindible llevar un buen repelente, bien sea cuando se está dentro del hotel o cuando se hace alguna caminata. Los baños son en la parte inferior del ecohab, lo que podría ser una desventaja al visitarlos en la noche (hay luces con sensores de movimiento para iluminar el camino) pero, por otra parte, tenerlos separados del dormitorio les da más privacidad. Sería bueno dotarlos de colores más claros para darles más iluminación. Las camas y almohadas son realmente cómodas y el ventilador no produce ningún ruido, de manera que se puede dejar encendido de noche sin temor a que no deje dormir. La desconexión correspondiente al título de esta reseña es real, ya que la señal wifi puede desaparecer fácilmente tan solo bajando del ecohab al baño. Igualmente, algunos canales de Directv dejan de sintonizarse de vez en cuando.
Leer más
+1
Grandiosa area natural relajada y cómoda algo apartadas de la civilización, una variedad de anímales y playas así como hay muchas actividades para disfrutar con amigos, en familia y pareja. Fantástica comida con un gran servicio. Un tesoro escondido ya qué está ubicado entre el mar y la sierra nevada de Santa Marta.
Leer más
Anterior
TAMBIÉN CONOCIDO COMO
eco-habs hotel tayrona national park
UBICACIÓN
ColombiaDepartamento de MagdalenaDistrito de Santa MartaParque Nacional Tayrona
¿Este es su perfil de TripAdvisor?

¿Es el propietario o administrador de este establecimiento? Solicite su perfil gratis para responder las opiniones, actualizar su perfil y mucho más.

Solicitar su perfil