Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de Tripadvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Los precios más bajos para tu estadía
Expedia.com
Hotels.com
Trip.com
US$ 90
Ver oferta
Cancelación sin cargo hasta el 04/02/22
Eurostars Hotels
Travelocity
Booking.comUS$ 103
Ver las 18 ofertas
Los precios representan el precio promedio por noche proporcionado por nuestros socios y pueden no incluir todos los impuestos y cargos. Los impuestos y cargos que se muestran son solo aproximados. Consulta con nuestros socios para obtener más detalles.
Hoteles cercanos
Opiniones (699)
Filtrar opiniones
699 resultados
Calificación de viajeros
233
326
91
30
19
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
Calificación de viajeros
233
326
91
30
19
Consulta qué dicen los viajeros:
Filtros seleccionados
Filtrar
Actualizando la lista...
5 - 10 de 699 opiniones
Escribió una opinión el 12 de octubre de 2021

Nos hospedamos durante tres noches, nosotras tuvimos la suerte de poder aparcar el coche en su parking privado. Por otro lado, lamentamos que el hotel estuviera al mínimo de los servicios.
El poco personal que estaba activo tenían que trabajar al 1000 x 1000, puesto que el resto de trabajadores estaban en ERTE. No obstante, el trato del personal fue mas que excelente, estamos sobradamente agradecidas.

Fecha de la estadía: octubre de 2021
    • Calidad del descanso
    • Habitaciones
    • Servicio
Agradécele a Vibo G
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de Tripadvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 31 de agosto de 2021 mediante dispositivo móvil

Edificio histórico, situado junto a la plaza mayor, con una bonita historia detrás, fue convento y posteriormente cárcel pública durante la guerra civil. Tiene un claustro central precioso y merece la pena el hospedaje.camas grandes y muy cómodas. Buen desayuno buffet.

Fecha de la estadía: agosto de 2021
Tipo de viaje: Viajó con amigos
Agradécele a MiguelC327
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de Tripadvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 30 de agosto de 2021

Nuestra experiencia en el Hotel Eurostars Agustinos de Haro ha sido un tanto decepcionante.
Intentando pasar unos días estupendos en la Capital del Rioja, elegimos el Hotel por su calificación y por pertenecer a una cadena (hasta ahora, entiendo que solvente) como Eurostars (Hotusa) además de disponer de unas instalaciones muy atractivas, a priori, como es un edificio con 600 años de historia, con habitaciones luminosas y señoriales (según las fotos de su web).
La realidad es bien distinta.
Desde la llegada, el trato es seco y muy justito. Saludo obligado y cero simpatía. No pasa nada. Somos del norte y entendemos que a veces somos un poco toscos. El caso es que preguntamos donde aparcar, puesto que en su web figura el Parking cubierto por 15€/día y toda la zona es de aparcamiento regulado de rotación (ORA) . Nos dice la recepcionista que no hay parking (repito…figura en su web) y que tendremos que aparcar en la calle (con las bicis dentro del coche). Cruzamos los dedos por que la seguridad nocturna de la noble villa riojana no nos dé un disgusto al día siguiente. Si llego a saber que no hay parking vigilado, evidentemente no me llevo las bicis.
No es el único servicio del hotel que en pleno mes de agosto no funciona, o está cerrado o “figura en la web por error”. De hecho, si miramos la lista de servicios disponibles en su web, cerca de la mitad no están ni se les espera. A saber:
Aire acondicionado (Equipos del pleistoceno, flitros sin certificado de limpieza Covid)
Bar-Cafetería (Cerrado de lunes a viernes)
Conexión Wi-fi a internet (Lamentable, ni medio mega)
Consigna de equipajes (Ni idea)
Desayuno bufet (Ok)*
Parking cubierto (NO HAY)
Prensa en zonas comunes (No hay)
Recepción 24 horas (Ok)
Restaurante (yo no lo ví abierto)
Salones para eventos
Servicio de habitaciones (No disponible por Covid, imagino)
Servicios de lavandería/ tintorería (Ok)
Como pueden leer, pongo un asterisco en el desayuno buffet porque siendo un buen desayuno, con productos de calidad, está deficientemente atendido.
El primer día, tras pasar la noche, nos encontramos al entrar al espectacular claustro donde se sirven los desayunos, un estricto protocolo Covid que nos impide entrar hasta ser autorizados por el personal de la sala. Nos parece perfecto y allí esperamos escasos segundos hasta que el camarero que esa mañana servía los desayunos, nos ió el ok muy amablemente para acompañarnos hasta nuestra mesa asignada (recordemos protocolo Covid) y nos explicó las reglas a cumplir para tener un desayuno placentero y seguro.
De ese caballero tan amable y profesional, a la mañana siguiente sólo quedaba su recuerdo, porque en aquella recepción de atril, listados de huéspedes y gel hidroalcohólico no había nadie. Ni en ese momento, ni varios minutos después, hasta que una de las dos camareras que esa mañana se repartían las tareas propias del momento, se percató de nuestra presencia y a viente metros nos dijo que pasásemos, sin más. No había control de accesos (detrás de nosotros, debido al tiempo esperando, se habían acumulado más personas). No había asignación de mesas. No había una sonrisa, una palabra amable, ni un simple buenos días. Sólo tras levantarme para coger el primer zumo, la misma persona se dirige de nuevo desde lejos en un “oiga!...puede darme su habitación?”. Ese es el estilo que a partir de ese momento regiría la conversación. En un momento un poco desagradable, le hago saber que me parece raro que ayer me controlasen desde el acceso hasta la mesa con una amabilidad y diligencia encomiables, y que hoy sin embargo, entrásemos todos a cholón y sin la más mínima atención a la adjudicación de las mesas para asegurar un entorno acorde a las medidas sanitarias vigentes, a lo que la camarera respondió con incredulidad y estupor. Claramente se sintió ofendida y comenzó una retahíla de escusas superpuestas sobre la rigidez de las normas anticovid y su presunto cumplimiento que no hicieron otra cosa que enfriar mi café recién hecho y calentarme la cabeza, todo aderezado con no poca inquina y rozando la grosería. Viendo que no iba a solucionar nada, le comento que despueś lo hablaré con la Gobernanta, a lo que responde airada “la Gobernanta soy yo”. Al comentarle que me parece lamentable que los huéspedes entren sin control y se permita que algunos, incluso se sirvan el desayuno buffet sin mascarilla, teniendo un clarísimo protocolo visible en todas partes, me salta con la excusa de mal pagador inaceptable en un hotel de 4 estrellas, y 130€ la noche: “es que no tenemos personal”
A partir de ahí: “tiene usted que entender que bla…bla…bla…no podemos hacer más, estamos en cuadro”…imagináos a mí, un humilde autónomo, el segundo día de mis vacaciones, escuchando de la responsable de una cadena hotelera que factura maś de 1200 millones de euros diciéndome que tengo que entender que sólo haya 5 personas para recibir, servir, limpiar y mantener un hotel de 62 habitaciones!
Podemos entender ahora cómo el imperio de Don Amancio López ganó más de 54 millones de € en 2019.
Una vez comprobada la nula disposición de la responsable a la resolución de conflictos, creo que es mejor que me retire a la mesa, con otro café y algo de comer para pasar un mal trago. No sin antes dejar claro que quiero interponer reclamación formal al hotel por lo sucedido. Son las 8 de la mañana.
Esa mañana, con un desayuno de esa manera, lo pasamos por Haro y sus impresionantes bodegas.
Al llegar a la habitación sobre las 13:45 con la intención de darnos una ducha (33 grados fuera), vemos que la habitación está sin repasar. Obviamente, nos aseamos brevemente para bajar a tomar un vino antes de que llegue el servicio de limpieza, y encima les importunemos en el ejercicio de sus funciones.
La habitación en sí está bien. Es muy antigua (se entiende) pero su mobiliario no está en condiciones para un hotel de este porte. Más bien es de hostal vetusto de Callao. Muebles con rayones, barniz deteriorado, o saltado. Molduras y filigranas de las puertas de armarios con polvo de décadas, tapicería desgastada y limpieza general de superficies claramente insuficiente. La televisión Led de 50” de primera, eso sí, no la mires por detrás porque sales corriendo. Un par de semanas, mínimo sin pasarle ni un paño. Ojo, que no está inscrustada en la pared, que está sobre la cómoda y que se ve perfectamente la suciedad al ir a encenderla. Un desastre. Las ventanas, de carpintería de finales del siglo XX no aíslan lo más mínimo del ruido exterior, además de presentar enormes deficiencias de conservación en la madera, agrietamientos y falta de encaje, lo que dificulta aún más su precario ajuste.
El aislamiento acústico es aún peor entre tabiques y plantas. Se oye cada cisterna, cada ducha y cada…ejem…
Bajamos al lobby en busca del bar para tomar un vino a la fresca de las paredes de tan singular edificio, cuando vemos que está cerrado, sus luces apagadas (como la mayoría de las zonas comunes). Preguntamos a recepción si podemos tomar algo y nos dice que el bar sólo abre los fines de semana.
Otra estrella menos. Otro paso más cerca de ser un hostal.
Ante la movidita del desayuno del segundo día, el tercero, bajamos con la firme intención de no entrar en polémicas que amarguen la jornada ni importunen a nadie. La Gobernanta y la Dirección del hotel tenían otros planes.
Éramos los primeros. 7:50 de la mañana. Para evitar atascos. Una vez más, el protocolo de entrada, por el forro. Esta vez, decidimos no esperar, al estar sólos los dos, y entramos al espacio y elegimos una mesa, para dos, muy alejada. Llega la compañera de la Gobernanta y suelta un ácido “uy!...ya habéis entrado”. Ya vemos que en este establecimiento se guardan las cosas de un día para otro.
El caso es que nos sentamos a desayunar y vemos entrar a un apuesto y elegante caballero con carpeta, un ordenador y con evidente conocimiento por parte del personal. En uno de los paseos a por un café o unos bollos, me fijo en la carpeta que ha dejado sobre su mesa (contigua a la nuestra, habiendo 10 o 12 mesas libres) y veo que es de Eurostars, así como también lo delata la pantalla abierta de su portátil, por lo que no me es difícil suponer que es, como mínimo un trabajador de la cadena. A poco que uno ate cabos, se da cuenta que en el trato, está por encima de la Gobernanta, por lo que se infiere que es el Director. Todo suposiciones. Nadie dice nada.

Desayunamos, y al salir del claustro (es grandecito) vemos que el trajeado caballero se levanta y sale detrás de nosotros. Sin más nos subimos a la habitación para recoger, ya que ese era nuestro último día.
Al bajar a pagar, se queda mi compañera a realizar el amargo tŕamite, mientras yo voy a buscar el coche al NO parking, es decir a la calle de al lado.
Al volver, veo la situación desde el coche aparcado en la puerta. La recepcionista atiende a mi compalera mientras detrás, en una estancia de pladur, el supuesto Director y la Gobernanta esperan agazapados a que solicitemos la prometida reclamación, para, imagino montar un numerito. Dirán ustedes, pacientes lectores, y por qué tanta suposición? Estará justificado? Usted es adivino?
Pues no, la verdad, pero habiendo desayunado al lado de nosotros, habiendo tenido varias oportunidades de interpelarnos para, qué se yo, escuchar mi opinión sobre la estancia de tres días, o lo que sea que hagan los responsables de los hoteles, parecía que estaban esperando cuan cazador al pato.
Evidentemente, viendo que en ningún caso, la actitud de los responsables del hotel iba en el camino de la disculpa o el entendimiento, una vez visto que preferimos no perder la mañana poniendo una reclamación in-situ, dichos responsables, prefirieron seguir escondidos cuan “vieja del visillo” esperando acontecimiento que merecieran su estelar salida a escena. Si los viéseis como yo, desde el coche, os daría una mezcla de vergüenza y penica.
Por supuesto y para quien guste, tengo a disposición numeroso material gráfico que apuntala este discurso, que no pretende otra cosa que la mejora del hotel, de sus instalaciones y de las condiciones de trabajo de su personal, a todas luces escaso.
No volveré hasta que lo reformen. O nunca.

Consejo sobre habitaciones: No vayan. Necesita una reforma en profundidad para ser un 4 estrellas
Fecha de la estadía: agosto de 2021
    • Ubicación
    • Habitaciones
    • Servicio
3  Agradécele a JORGETROBAJO
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de Tripadvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 15 de agosto de 2021 mediante dispositivo móvil

Para empezar nuestra habitación para ser una Triple bastante amplia para lo que ofrecen en otros sitios. El responsable del hotel muy amable y atento en el momento del check in, el resto del personal cumple su función sin más.
El baño de la habitación estaría para reformar completo y el aire acondicionado tiene ya sus años también aunque cumple su función.
La parte del claustro muy bonita donde se encuentra el restaurante y la cafetería, aunque nosotros después de estar sentados 20 minutos nos fuimos porque la persona que había allí era inoperativa cien por cien. Luego en recepción cuando se le dijo tampoco prestaron mucha atención, solo pidieron disculpas. Para más inri ascensor estropeado por lo que toco bajar cargado con las maletas, tampoco nadie se ofreció a ayudar por este hecho, desde luego la anticipación en este hotel es nula.
Un hotel que podría estar muy bien si estuvieran todas las instalaciones reformadas adecuadamente y contara con personal suficiente e instruido. El desayuno igualmente de los peores que he visto. Los platos supuestamente calientes, fríos totalmente. La gente entrando a su antojo y sentándose en cualquier mesa. Vamos que se te quitan hasta las ganas de desayunar viendo lo masificado que está el salón y que los productos que ofrecen tampoco son nada de otro mundo. Y eso que bajamos a desayunar a las 8:30 horas de la mañana, no me quiero imaginar a las 10 horas.

Fecha de la estadía: agosto de 2021
Tipo de viaje: Viajó con familia
1  Agradécele a oficial33
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de Tripadvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 14 de junio de 2021 mediante dispositivo móvil

Hemos estado alojados en varios hoteles de esta cadena y para ser un 4* deja mucho que desear. Bonito claustro interior y desayuno buffet normal. Por lo demás, relación calidad precio no recomendable.

Fecha de la estadía: junio de 2021
Tipo de viaje: Viajó en pareja
Agradécele a HaiEnek
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de Tripadvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones