Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Destaca por la calidad del producto, la elegancia y la profesionalidad”
Opinión sobre: Majer

Majer
Clasificado como N.º 122 de 1.610 Restaurantes en Venecia
Certificado de Excelencia
Barrio: Giudecca
Información detallada del restaurante
Barrio: Giudecca
Se escribió una opinión 20 de enero de 2017

La noche del 29 de diciembre de 2016 decidimos tomar el vaporetto en Rialto y desplazarnos hasta Giudecca. Queríamos cenar en la trattoria ai Cacciatori, que tenía muy buenas críticas en TripAdvisor, pero al llegar al restaurante estaba cerrado y tuvimos que buscar otra opción.
De la Fondamenta Ponte Piccolo fuimos a la Fondamenta Sant’Eufemia, donde se encuentra el restaurante Majer de Giudecca. El día anterior habíamos pasado por delante de este restaurante, y nos había atraído su agradable decoración.
Sólo 300 metros separan Giudecca del Zattere de Dorsoduro pero parecen 300 kilómetros. Por eso Giudecca es como un off Venecia, más tranquilo, con pocos turistas comparado con otros sestieri de Venecia, donde todavía se respira un ambiente de barrio veneciano imposible de respirar en otros lugares de Venecia atestados de turistas.
Al alejarte del centro histórico de Venecia, la afluencia a los restaurantes también disminuye dramáticamente, de modo que en el Majer de Giudecca estábamos nosotros y otras tres personas cenando.
Giudecca pertenece al sestiere de Dorsoduro, pero no tiene nada que ver con el sestiere de la Fundación Peggy Guggenheim, la Accademia y Santa María della Salute. Es otro mundo. Los turistas ya no se aventuran a cenar en Giudecca, a menos que se hospeden aquí.
A diferencia de muchos restaurantes de Venecia que cultivan una imagen castiza y tradicional, Majer de Giudecca, que pertenece a una cadena de restaurantes de calidad, sorprende por su decoración moderna y elegante, quizá un tanto previsible y un poco fría.
La comida es muy buena. Mi marido y yo pedimos plato único. La carta es corta pero sirven una materia prima excelente. Mi marido pidió un tataki de atún de excelente calidad y cocción muy delicada. A mi marido la cocina que más le gusta es la de producto, en la que se manipula poco la materia prima para sacar todo su sabor más auténtico.
El tataki de atún rojo es más una técnica culinaria que una receta en sí. Se trata de macerar el pescado o la carne con vinagre y jengibre fundamentalmente (y si se desea, algún ingrediente más), para después pasarlo brevemente por la sartén y finalmente cortarlo en finos filetes.
Yo pedí una hamburguesa espectacular, aunque para mi gusto la ternera estaba demasiado hecha, pero fue error mío porque tendría que haberlo especificado. En Venecia no suelen preguntar el punto al que quieres la carne. Era una hamburguesa completísima como se puede apreciar en las fotos que he añadido, con lechuga, tomate y bacon y muchas patatas fritas. Por otra parte a la hamburguesa le faltaba grasa para que fuera más melosa y jugosa. Miguel Ayuso comenta en un artículo en El Confidencial lo siguiente sobre la cocción de una hamburguesa:

“Para lograr que la carne quede casi crujiente por fuera pero jugosa por dentro es importante cocinar estas a la temperatura correcta. Unos 45 minutos antes de cocinarlas, debemos dejarlas fuera de la nevera (para que se hagan más rápido).
Cuando estemos listos debemos calentar la plancha a entre 150 y 200 grados: casi a tope. Esto es necesario para que tenga lugar la reacción de Maillard un complejo proceso químico (descrito por el científico francés Louis-Camille Maillard) entre los aminoácidos y los azúcares reductores de la carne que aporta a la hamburguesa su característico sabor 'umami' y su color dorado.
Para lograr una hamburguesa jugosa no debemos hacerla nunca más de cuatro minutos por cada lado, si la hacemos tres quedará al punto, y si la carne es buena y nos gusta que esté bien cruda con dos por cara es suficiente.”

Por lo tanto, como la carne de mi hamburguesa era de muy buena calidad y a mi me gusta poco hecha con dos minutos hubiera sido suficiente.
Con raciones tan abundantes no pedimos postres. Mi marido pidió un ristretto y una copa de grappa, y yo pedí un te. La única nota discordante fue el pan, que no estaba bueno y no era fresco.
Los restaurantes Majer, como he dicho antes, son una cadena de restauración, que destaca por la calidad del producto que sirven, a unos precios que me parecen correctos, su profesionalidad y su elegancia. Su oferta rompe con lo que es habitual en Venecia y el personal es muy atento y amable. Y ciertamente dan un toque de glamour a una restauración, la veneciana, a veces demasiado abocada a satisfacer lo mediocre y lo facilón a precios desorbitados.
En este restaurante precisamente nos ocurrió una de las anécdotas más memorables y divertidas de toda nuestra estancia en Venecia a causa de un “misunderstanding”, un equívoco, un auténtico gag de película que protagonizó el camarero que nos atendió, el cual por otra parte nos atendió muy bien.
Pedimos una botella de vino de una marca determinada. Como suele ser frecuente ese vino no lo tenían y nos propusieron otro de igual precio (no como en la trattoria Antica Carbonera donde nos propusieron otro mucho más caro), un vino llamado Cantina Muzic de la denominación de origen Friuli Isonzo, quizá el mejor vino que tomamos en Venecia por su relación calidad precio. En la carta de vinos de Majer los vinos se pueden tomar por botellas o por copas. El camarero nos sirvió el vino que le habíamos pedido, y un señor que estaba cenando en otra mesa le dijo al camarero que quería una copa de ese vino. El camarero toma nuestra botella y le sirve una copa. Nos quedamos atónitos. No nos había ocurrido nunca.
En realidad el camarero creyó que le habíamos pedido una copa y no una botella, por lo que sirvió al señor de la otra mesa con la botella que creíamos que era solo para nosotros. Se lo comentamos al camarero y aclaramos que habíamos pedido una botella y no una copa. El camarero se sonrojó por el error y abrió otra botella solo para nosotros.
Los restaurantes en Venecia son siempre una caja de sorpresas, para lo bueno y para lo malo, para reír y para llorar. En esta ocasión fue para reír. Por otra parte, el vino estaba muy bueno, con un maravilloso aroma a frutos rojos (arándanos, frambuesas, grosellas y moras) y un sabor seco, agradable, con cuerpo, con notas florales y herbáceas con recuerdos balsámicos y con la agradable mineralidad de los vinos de la denominación de origen Friuli Isonzo hecho al 100% con la variedad Merlot, y un bello color rubí, con ribetes finos y violáceos. Una entrada en boca fresca, ágil y frutal. Con un nervio atractivo gracias a su buena acidez. Un vino equilibrado, con unos taninos vivos pero suaves.
Tuvimos la suerte de terminar de cenar, llegar a la parada del vaporetto de Palanca y que casi enseguida pasara un vaporetto que nos llevó de vuelta al puente de Rialto. Una velada perfecta y con una anécdota muy divertida.

    • Calidad/precio
    • Servicio
    • Comida
Agradécele a lbennass
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opiniónOpiniones (259)
Calificación de viajeros
Tipo de viajero
Época del año
Idioma
  • Más idiomas

2 - 6 de 259 opiniones

Se escribió una opinión 26 de octubre de 2016 mediante dispositivo móvil

Muy buena ubicación sobre el canal. Las mesas de afuera son súper cómodas y la vista es inigualable.
La comida excelente. Pedimos pizza espectacular, lasagna mejor aún e increíble tagliatele bolognesa.
Los postres muy buenos y se destaca por la cálida y servicial atención de todo el staff.
Definitivamente recomendable y volvería a este lugar.

Agradécele a Tomas S
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Se escribió una opinión 22 de septiembre de 2016

Tanto los dulces como los platos de carta y los bocadillos y pizzas están buenísimos, y a un buen precio para ser Venecia. Lo mejor, el cannolo Siciliano

Agradécele a Cristina R
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Se escribió una opinión 24 de marzo de 2016

LLegamos desde la Estacion de Tren, buscando San Marcos, andando y con un frio que pelaba, fue una "bendicion" encontrarla en nuestro camino. Nos prepararon un desayuno "COMO DIOS MANDA", y lo tomamos en su trastienda, preciosa bodega, lo RECOMIENDO.

    • Calidad/precio
    • Servicio
    • Comida
Agradécele a Juanelo R
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Estas opiniones se traducen automáticamente del inglés. ¿Quieres ver las traducciones automáticas?
Se escribió una opinión 10 de agosto de 2018

Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.

Los viajeros que vieron Majer también vieron

Venecia, City of Venice
 
Venecia, City of Venice
Venecia, City of Venice
 
Venecia, City of Venice
Venecia, City of Venice
 

¿Estuviste en Majer? Comparte tu experiencia

Escribe una opinión Comparte tus fotos

Propietarios: ¿Cuál es su versión de la historia?

¿Es el propietario o administrador de este establecimiento? Solicite su perfil gratis para responder las opiniones, actualizar su perfil y mucho más.

Solicite su perfil