Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Hoteles cercanos
Opiniones (266)
Filtrar opiniones
266 resultados
Calificación de viajeros
204
44
11
2
5
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
Calificación de viajeros
204
44
11
2
5
Consulta qué dicen los viajeros:
Filtros seleccionados
Filtrar
Actualizando la lista...
2 - 7 de 266 opiniones
Escribió una opinión el 10 de enero de 2018 mediante dispositivo móvil

Hotel tipo Rural pero con el encanto andaluz, sencillo y acogedor, algo anticuado en algunos aspectos pero cómodo a la vez. Cualquier fecha es buena para visitarlo dado el clima de la zona y está cerca de los sitios más visitantes de Malaga y Marbella

Fecha de la estadía: mayo de 2017
Tipo de viaje: Viajó solo
Agradécele a antoniolH1839SO
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Amanhavis, Manager en Amanhavis Hotel & Restaurant, respondió a esta opiniónRespondida el 22 de febrero de 2018

Muchas gracias por los comentarios para nosotros. Ha sido un gran placer de darles la bienvenida y esperemos de verles en su proximo viaje

Informar que la respuesta no es apropiada
Esta respuesta es la opinión subjetiva del representante de la dirección, no de TripAdvisor LLC
Escribió una opinión el 18 de agosto de 2017 mediante dispositivo móvil

Estuvimos en el puente de agosto.
El trato ha sido simplemente excelente. Hotel céntrico y muy bien decorado. La habitación en la que estuvimos amplia, limpia y realmente bonita.
Tiene un patio interior con una coqueta piscina. Un gran sitio para conocer la provincia de Málaga.
En todo momento nos sentimos como en casa.

Fecha de la estadía: agosto de 2017
Tipo de viaje: Viajó en pareja
Agradécele a Mariano G
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Amanhavis, Manager en Amanhavis Hotel & Restaurant, respondió a esta opiniónRespondida el 22 de febrero de 2018

Muchas gracias por sus comentarios. Ha sido un gran placer de leer y seria una alegria de darles la bienvenida en la porxima ocasión.

Informar que la respuesta no es apropiada
Esta respuesta es la opinión subjetiva del representante de la dirección, no de TripAdvisor LLC
Escribió una opinión el 2 de mayo de 2016

SITUACIÓN:
En la localidad de Benahavis, a pocos kilómetros de la localidad de Marbella. Benahavis es una localidad con numerosos restaurantes y lugares de ocio, muy preparados para recibir turistas extranjeros. El hotel está situado en el centro de la localidad y puede ser difícil llegar sin un mapa o navegador. Aparcamos el vehículo en los alrededores, en una calle cercana al hotel. Llegar a la recepción arrastrando la maleta por la calle empinada cuesta un poco de trabajo.

ESTABLECIMIENTO Y SERVICIO.
La recepcionista muy amable y competente; no tardó ni cinco minutos en hacernos el ingreso y nos acompañó a la habitación donde nos mostró el funcionamiento del aire acondicionado y los servicios incluidos. El establecimiento está decorado con gusto y personalidad y logra un ambiente familiar y acogedor. El servicio del personal con el que tratamos fue en todo momento excelente.

HABITACIÓN.
La habitación que nos ofrecieron se llamaba "Santuario del Monasterio". El acceso a la habitación por la estrecha escalera descendente es complicado si llevas maletas grandes o eres una persona de movilidad reducida. En la habitación dos ventanas permitían ver la calle aunque, tal vez por ser aquel un día lluvioso, no entraba por ellas mucha luz. La habitación estaba bien decorada pero tantas alusiones religiosas (una imagen religiosa en una hornacina junto la cama, un reclinatorio, una gran cruz en el cabecero...) no son especialmente de mi agrado para un dormitorio. Las paredes irregulares con piedras incrustadas intentaban simular el aspecto rústico de las paredes en las casas antiguas.
Sin embargo, para mí, hay puntos en la habitación a mejorar. Por ejemplo; en los días nublados y lluviosos como en el que yo visité la localidad la habitación queda oscura y lúgubre; se agradecería algo más de potencia en alguna de las lámparas para permitir una apropiada iluminación. Las paredes rugosas y con recovecos tienen su encanto pero requieren un pintado periódico y una limpieza y cuidado extremo por facilitar la acumulación de polvo. El hotel ofrece el hermoso detalle de una jarra para calentar agua y hacerse una infusión. Sin embargo las bolsitas (de un supermercado muy conocido) estaban "al aire", no dentro de una funda
protectora individual. Esto provoca que la bolsita de papel que introduces en el agua caliente para crear tu infusión disuelva también el polvo que se le haya podido impregnar del ambiente. La televisión podría ser un poco más grande dado que dispone de hueco en el armario para ello. La colcha de la cama parecía limpia, sin manchas aparentes, pero con un tacto que hacía pensar el tiempo que podía llevar sin pasar por la lavandería dado que muchos clientes apoyarán sobre ella las maletas o se apoyarán ellos mismos. Las sábanas igualmente se veían limpias pero sin trasmitir esa sensación de sábanas pulcras y nuevas que sí he conseguido percibir en otros hoteles. Mención aparte merece el sistema de climatización; La habitación disponía de los radiadores propios de una calefacción centralizada. Sin embargo, pese a ser un día lluvioso y nublado, no estaban en funcionamiento. La recepcionista al acompañarnos a la habitación nos mostró el funcionamiento del sistema de climatización individual que, dicho con todos mis respetos, me pareció una auténtica chapuza por parte del técnico que lo instaló o de la persona que lo permitió. Para empezar el aparato de aire acondicionado con bomba de calor fue instalado en una reforma posterior aprovechando el hueco de la parte superior del armario. Este aparato vierte el aire frío o caliente a través de las rejillas de la puerta del amario (reduciendo su caudal y rendimiento) a la pared de enfrente del pasillo de entrada, pared a un metro de distancia, no a la zona central de la habitación. Como el aire de retorno el aparato lo toma de la misma zona se crea un bucle que climatiza el pasillo de entrada junto el armario pero no el resto de la habitación provocando, pese a un mayor consumo energético, una climatización totalmente deficiente. Particularmente recomendaría al propietario la instalación de placas solares térmicas con un sistema de circulación forzada para apoyar el sistema de climatización centralizada. Con ello conseguiría en invierno proporcionar calefacción y agua caliente a sus huéspedes con un mínimo coste. En los periodos más cálidos podría aprovechar el excedente para climatizar la piscina y así alargar su periodo de uso. Y modificar la instalación de los aires acondicionados instalándolos en un falso techo a la entrada de la habitación, con un aislamiento adecuado para facilitar su rendimiento y aislar a los clientes del ruido que el aparato funcionando puedan provocar.

RESTAURANTE.
El restaurante no es grande. Las mesas están orientadas hacia la zona del jardín y la piscina y el ambiente es acogedor y romántico. La presentación de la comida en platos de cerámica decorada le da un toque personal. El servicio fue excelente tanto por la atención del camarero, amable y correcto, como por por la calidad de la cocina; la merluza que probé era estupenda, muy suave, se deshacía en la boca. Tal vez el precio es algo excesivo; con impuestos valía casi 8,40€ un postre, 22€ un plato de pescado, 3,30€ una botella de agua...

DESAYUNO.
Lo teníamos incluido en el precio de la habitación. No se caracteriza por una excesiva variedad aunque para nosotros fue suficiente y los alimentos eran de buena calidad.

LO MEJOR.
El ambiente creado en los espacios comunes es agradable, tranquilo y acogedor. Excelente la amabilidad de todo el personal y la calidad del restaurante. Jardín bonito y cuidado. No es un hotel masificado.

LO PEOR.
El acceso a la habitación es difícil si vas con maletas o eres persona de movilidad reducida. La habitación no conseguía transmitirme una pulcra sensación de limpieza.

Consejo sobre habitaciones: La habitación "Santuario del Monasterio" es de difícil acceso.
Fecha de la estadía: febrero de 2016
  • Tipo de viaje: Viajó en pareja
    • Ubicación
    • Calidad del descanso
    • Servicio
2  Agradécele a Gabuma
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 12 de marzo de 2016 mediante dispositivo móvil

Vinimos de casualidad por una mala experiencia entramos aquí por tripadvaisor y la verdad no desfraudo desde el primer momento te hacen sentir como en casa están atentos en todo momento ;decidimos cenar y se dispararon las papilas gustativas ,los sabores ......
Espectacular el foie y solomillo de atún con la guarnición y la salsa brutal; allí averiguamos que tenía también alojamiento y decidimos alojarnos allí y valiente acierto,un guiño a los sentido y un sueño maravilloso que al levantarnos e ir a desayunar nos hizo volver a soñar despierto;desayuno bufet completo,todo fresco,pan recién hecho y de nuevo una atención maravillosa así como el día anterior así que aconsejable al 100% y por supuesto volveré a repetir.

Fecha de la estadía: marzo de 2016
Agradécele a pelecito
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 14 de octubre de 2015

Es increíble tener tanto gusto en las habitaciones, unas instalaciones tan románticas y bien mantenidas, unos espacio comunes tan agradables por este precio.
La comida también estupenda y el desayuno un diez!

Consejo sobre habitaciones: Hay que comer en este restaurante, es de lo mejor
Fecha de la estadía: octubre de 2015
  • Tipo de viaje: Viajó con amigos
    • Calidad del descanso
    • Habitaciones
    • Servicio
Agradécele a Rordigo V
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones