Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Hoteles cercanos
Tacarcuna lodge(Capurganá)
US$ 81
US$ 71
Booking.com
Ver detalles
  • Desayuno incluido
  • Piscina
Posada del Gecko(Capurganá)(¡Muy buen precio!)
US$ 20
US$ 14
Booking.com
Ver detalles
Certificado de Excelencia
  • Restaurante
  • Bar/Salón
Cabana Pura Vida(Capurganá)
US$ 74
US$ 69
Booking.com
Ver detalles
Hospedaje Las Palmeras Capurgana(Capurganá)(¡Muy buen precio!)
US$ 40
Booking.com
Ver detalles
  • Wi-Fi gratis
  • Restaurante
US$ 126
Booking.com
Ver detalles
  • Wi-Fi gratis
  • Desayuno incluido
Acuali Eco Hostal(Capurganá)(¡Muy buen precio!)
US$ 43
Agoda.com
Ver detalles
  • Desayuno incluido
Hostal Capurgana(Capurganá)(¡Muy buen precio!)
US$ 35
US$ 30
Agoda.com
Ver detalles
Certificado de Excelencia
  • Restaurante
La Bohemia Capurgana(Capurganá)(¡Muy buen precio!)
US$ 22
US$ 18
Agoda.com
Ver detalles
Certificado de Excelencia
  • Bar/Salón
Bahia Lodge(Capurganá)
Agoda.com
Ver detalles
  • Desayuno incluido
  • Frente al mar
Opiniones (78)
Filtrar opiniones
78 resultados
Calificación de viajeros
46
15
11
1
5
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
46
15
11
1
5
Consulta qué dicen los viajeros:
Filtrar
Actualizando la lista...
5 - 10 de 78 opiniones
Se escribió una opinión 16 de noviembre de 2017 mediante dispositivo móvil

Yo estoy feliz de haberme alojado en el Hotel Nautilos, he estado en varias ocasiones, yo estoy radicada en Alemania cada que puedo ir a Colombia visito este lugar, tuve la oportunidad de estar alojada en ese puente en Nautilos y todo fue perfecto, en cuanto a la bulla que hubo durante mi estadía, creo que fue normal para esa fecha estaban en las fiestas de la cigua y la manera o tradición de ellos celebrar es con música muy fuerte expresan la alegría de la gente de la región.
También me di cuenta que hubo un daño en una tubería del pueblo y por ello el agua estaba turbia, pero yo me acerque a la administración y ellos me indicaron donde estaban los dispensadores con agua potable.

Yo me siento muy feliz de alojarme en el hotel, los empleados son muy amables, me encanta la comida, me agrada la vista que tiene el hotel, en general todo es lindo en Capurganá

Estadía: octubre de 2017, viajó con la familia
3  Agradécele a Maribel O
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Se escribió una opinión 4 de noviembre de 2017 mediante dispositivo móvil

Capurganá es un sitio muy abandonado por el gobierno y me pareció súper triste la pobreza en la que viven las personas allí. El hotel es el mejor de Capurganá y está muy bien ubicado pues es el único que tiene la playa en todo el frente. El mar es súper lindo. El aeropuerto súper feo y abandonado, recomiendo ir a pie hasta el hotel porque es cerca y los señores que ofrecen traslado en caballo cobran muy caro: 4 mil por persona. El hotel ofrece dos tures a sapzurro y la miel y aguacate y playa soledad; Playas muy hermosas y de agua cristalina. Pero OJO no tomar nada diferente de gaseosas porque el agua no es potable. La comida del hotel es deliciosa y se esmeran por hacerla variada y en diferentes ambientes: un día en la playa, otro día en el jardín. LAMENTABLEMENTE EN EL HOTEL NO HAY AGUA POTABLE! El administrador nos aseguró que si y que podíamos llenar nuestras botellas de un filtro pero es MENTIRA, EL AGUA NO ES POTABLE, por lo que nos hizo daño este agua y decidimos comprarla en una tienda cerca al puerto. Sugiero elegir las habitaciones frente a la piscina y del primer piso porque las otras del jardín son en madera y está muy deteriorada por lo que es un nido de lagartijas, mientras que las del primer piso del frente de la piscina son en pared normal y los baños están en mejor estado. Aunque hay uno q otro empleado serio, la gran mayoría son muy amables y queridos. Me gustó que el hotel se está esforzando en hacer mantenimiento al lugar y que están implementando la energía con luz solar. A pesar del inconveniente del agua, pasamos delicioso y compartimos unos días muy tranquilos. Estuve 8 días pero considero que es suficiente con 4.

Estadía: octubre de 2017, viajó con la familia
3  Agradécele a BEATRIZ G
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Se escribió una opinión 3 de noviembre de 2017 mediante dispositivo móvil

Para el precio que pagamos Vs confort es pésimo.
1. Agua sucia para bañarse y para tomar. oJo NO es cierto que te ofrecen agua pura para beber en los botellones de agua, Es NO apta para el consumo.
2. Lagartijas al 100%
3. A pocos metros del hotel discoteca que no deja dormir, es tenaz la musica a todo volumen.
4. Si La Luz del pueblo se va, los aires no funcionan. Para el huésped esto debe ser transparente
5. Vasos sucios en el bar cuando te sirven el cóctel o la bebida que deseas.
6. Sabanas sucias, habitaciones sucias
7, baños en pésimo estado con cortinas sucias y mal olor.
Lo único bueno del paseo agua de mar limpia, porque la playa muy sucia también.
8. Son pocos las personas del hotel amable.
No volvería Capurganá Ni a este Hotel.

Estadía: octubre de 2017, viajó con la familia
3  Agradécele a Ana G
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Se escribió una opinión 27 de octubre de 2017

Estuve en capurganá y pase unas vacaciones inolvidables.las instalaciones , el servicio, la alimentación y la calidad de personas que trabajan en el hotel nautilos son encantadoras.El ambiente excelente,playas que enamoran.

  • Estadía: julio de 2017, viajó con la familia
    • Ubicación
    • Limpieza
    • Servicio
1  Agradécele a Sandra Maria A
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Se escribió una opinión 18 de octubre de 2017

Alguna vez Capurganá fue un remanso de paz, tranquilidad y naturaleza, y alguna vez existió allí un hotel llamado ALMAR.

Hoy Capurganá está convertido en un destino de turismo depredador, irresponsable, decadente, de borrachos y gente ordinaria que en lo último que piensan es en disfrutar en paz ese hermoso lugar.

Por su parte, ALMAR cambió de propietarios y se llama NAUTILOS, no le han pasado ni una mano de pintura en años, se encuentra deteriorado, perdió su concepto de eco-hotel, y lo más grave: promueve ese turismo salvaje, inconsciente y demente.

Cuando era ALMAR, se trataba de un hotel sencillo, organizado y en perfecto estado, en el que desde la entrada se promovía la conciencia ambiental y el disfrute armónico con la naturaleza. Además era visitado por turistas dispuestos a descansar y a convivir con el paisaje de forma tranquila, sana.

El hotel NAUTILOS hoy es visitado por un personal espantoso, gente ordinaria, maleducada y ruidosa, que cree que el hotel es su casa y sistemáticamente invaden la esfera de los demás.

El ruido en el hotel es horrible:

En frente, en la playa, hay un lugar que se llama Cocoloco en el que de forma demencial ponen música TODO el día a volúmenes dañinos para la salud. Al lado de este hay una discoteca en la que igualmente ponen música a máximo volúmen todo el día, la cual compite con la del Cocoloco, convirtiendo la playa en un verdadero infierno en el que es imposible estar y en la que el paisaje y el sonido del mar pasan a segundo plano para darle paso a la bulla, a la rumba, al licor, a la basura y a la gente ordinaria. Cacofonía insufrible.

Pero como si ese ruido no fuese suficiente, en el hotel a su vez ponen música de muy mal gusto en la piscina todo el día y a todo volumen y en el comedor los huéspedes encienden sus parlantes portátiles sin que a la administración le importe.

Resulta absurdo y demencial que en tres noches en el hotel me haya tocado dormir con los tapones para oídos que me dieron en el avión. Además, sumado al ruido del hotel y la playa, súmenle el volumen desquiciado de la música en el pueblo, la cual se escuchó viernes, sábado y domingo hasta las 5am.

Tristemente los propietarios del Hotel Nautilos convirtieron ese lugar e instalaciones hermosos en un antro de rumba, ruido y gente ordinaria, en una máquina de hacer plata que promueve el turismo decadente: Vimos uno niño meando en las duchas de la piscina.

No vayan a ese hotel; no, si buscan tranquilidad, no, si quieren escuchar el mar, no, si no quieren llegar más cansados a casa, no si no quieren lamentarse de la forma en que dejó de existir un santuario de paz como lo eran el hotel ALMAR y Capurganá.

Y al propietario (s) del hotel: sientan vergüenza por lo que han hecho.

Consejo sobre las habitaciones: No vayan a este hotel.
  • Estadía: octubre de 2017, viajó con amigos
    • Ubicación
    • Habitaciones
    • Servicio
14  Agradécele a Inmate999
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones