Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de Tripadvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Hoteles cercanos
Opiniones (11)
Filtrar opiniones
11 resultados
Calificación de viajeros
4
3
2
1
1
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Calificación de viajeros
4
3
2
1
1
Consulta qué dicen los viajeros:
Filtros seleccionados
Filtrar
Actualizando la lista...
2 - 7 de 11 opiniones
Escribió una opinión el 25 de diciembre de 2019 mediante dispositivo móvil

Un hotel íntimo para pasar unos días alejado del ruido y para acompañarse solo de la naturaleza. Maravillosa atención por parte de los empleados, mucha amabilidad y disposición! Camas grandes y todas con vista al embalse y con un plus de piscina climatizada mas dos jacuzzis!

Fecha de la estadía: diciembre de 2019
Tipo de viaje: Viajó con familia
Agradécele a MauricioL49
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 9 de mayo de 2019 mediante dispositivo móvil

Un hotel muy acogedor, vista hermosa, tranquilo y con mucha naturaleza, la comida buena no excelente, la atención excelente, piscina y recreación excelente, lo unico malo es la carretera hacia el hotel ya que esta en muy malas condiciones, del resto super recomendado!

Fecha de la estadía: mayo de 2019
Tipo de viaje: Viajó en pareja
Agradécele a VERUZHKA C
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 7 de octubre de 2018 mediante dispositivo móvil

Buenos días

El pasado fin de semana estuvimos en el hotel Magdalena, y lamentablemente la experiencia fue muy negativa.
En la página web y en los aplicativos de reserva hotelera el hotel se promociona de la siguiente manera:
Hotel la Magdalena, un lugar para mayores de 14 años, elegante, pero discreto, con todas las comodidades, para brindar una estadía inolvidable
Varias fueron las situaciones que nos tocó vivir, que son totalmente diferentes a la anterior descripción.
Al hotel le hace falta tener regulación para que el comportamiento de algunos huéspedes no genere incumplimiento en la promesa de servicio del hotel.
Nada tiene que ver con exclusividad el hecho de que los huéspedes entren mojados, sin camisa y destilando agua, al restaurante. Los huéspedes que estábamos vestidos acorde al espacio tuvimos que pasar por charcos y por la incomodidad de estar cenando con alguien que está sin el vestuario adecuado.
A los huéspedes del segundo piso, se les permitió poner un bafle con música a alto volumen que competía con la música del restaurante y la música de la zona húmeda.
El hotel tiene un concepto de descanso que gracias a esta bulla no pudimos obtener.
Posteriormente, a los huéspedes se les permitió bajar con su bafle a la zona de la piscina. En tanto la música del hotel, ya estaba apagada a las 11 pm, ningún empleado del hotel hizo quitar la música y bajar el volumen del escándalo de los huéspedes de la zona húmeda, perturbando la tranquilidad de los demás huéspedes.
Claramente si quisiera conservar el ruido de la ciudad y de las discotecas, me quedaría en la ciudad o en un hotel de la zona urbana del municipio. No buscaría un hotel alejado (cuyo acceso no es fácil) que promete descanso y naturaleza. Las personas que buscamos este tipo de hoteles queremos tranquilidad, privacidad y descanso y eso no fue lo obtuvimos.
Los huéspedes dueños de los bafles, hablaban a los gritos y una mujer manifestaba textualmente ”uno pagar casi un millón de pesos por una noche, para no poder hacer lo que le de la gana ni poner la música que uno quiere? ¡La chimba!".
Creo que este vocabulario, y el volumen alto de la música y de las voces, después de las 11 de la noche no es sinónimo ni de exclusividad, ni de tranquilidad y mucho menos de descanso.
Al día siguiente, en el día, la música estaba a altos decibeles y todo el día pusieron reguetón, lo cual no es ni el género ni el volumen adecuado, en tanto el principal atractivo es que es un hotel campestre para disfrutar de lo que ello implica, el silencio, la tranquilidad y el disfrute de los sonidos de la naturaleza.
No permitir el ingreso de menores de 14 años, está bien para garantizar la tranquilidad pero, no es coherente con la falta de control sobre el abuso y escándalo de los huéspedes mayores de 14 años.
Así mismo, no nos advirtieron que solo se permitirán pagos en efectivo para los consumos en el hotel. Este tipo de recomendación es importante hacerlas antes del viaje.
De otro lado en nuestra habitación había dos cucarachas vivas, lo que tampoco coincide con la calidad prometida y esperada en el servicio del hotel. Una de ellas nos la ayudó a sacar el personal del hotel y la otra nos tocó matarla a nosotros.
Finalmente el hotel en su descripción promete: "La Magdalena esta rodeado de un bello entorno natural, jardines y embalse. Nuestro tradicional estilo arquitectónico nos convierte en un lugar de encuentro privilegiado para los amantes de la naturaleza, un sitio donde el tiempo se detiene para descansar y disfrutar", razón por la cual lo elegimos para pasar el fin de semana pero con todas las situaciones antes descritas realmente, el objetivo de descansó no se cumplió, es más, llegamos más cansados y por supuesto decepcionados, pues no pudimos disfrutar de la zona social en la noche por el ruido, y nos tocó irnos a las habitación en donde tampoco pudimos conciliar el sueño en por el mismo escándalo. Así como no pudimos disfrutar de la zona húmeda en día pues el alto volumen de la música no permitía ni conversar, en tanto había competencia entre la música del restaurante y la de la zona húmeda.

Fecha de la estadía: septiembre de 2018
Tipo de viaje: Viajó en pareja
10  Agradécele a Alejandra B
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 12 de agosto de 2018 mediante dispositivo móvil

Con buenas instalaciones, buena comida, buena atención es apenas para una buena escapada de fin de semana en pareja. Buenas habitaciones, cama y baño. Si estás en verano, se disfruta de un buen clima, buena zona húmeda y actividades en la represa. Se puede acceder en lancha desde el hotel Los Recuerdos vía a Guatapé o en carro tomando la vía lateral izquierda a la entrada de la réplica del pueblo del Peñol. Preferiblemente en camioneta, la carretera es dura para automoviles.

Fecha de la estadía: agosto de 2018
Tipo de viaje: Viajó en pareja
Agradécele a jangulo2901
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 12 de octubre de 2017 mediante dispositivo móvil

Nuestra experiencia no fue muy grata, creo por ser los únicos en el hotel, la vía de ingreso esta en malas condiciones y es lejos de la civilización, el recepcionista se limito a realizar el ingreso secamente , algo extraño en la región, el desayuno muy regular, café frío y poco, un día no realizaron La limpieza de la habitación, la mucama tenia el día libre y por ende no lo realizaron, es de resaltar que la mucama fue muy amable y al día siguiente al darse cuenta de lo sucedido trato de solucionarlo, el lugar realmente es muy hermoso y las habitaciones muy cómodas, deben mejorar el servicio y la vía de acceso, para autos pequeños realmente hay zonas un poco complicadas o buscar ingreso por el lago, que lo haría realmente mas interesante.

Fecha de la estadía: octubre de 2017
Tipo de viaje: Viajó en pareja
4  Agradécele a Faysule U
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones